torneo de verano argentina 2019

Todos tenemos en la mente programado, como hinchas del buen fútbol, ver el asombroso Torneo de Verano Argentino 2019, tras 42 años de tradición. Año tras año hemos venido siguiendo los importantes partidos del Boca, River y toda la liga argentina.

Históricos partidos se han visto disputarse en este torneo, pero existe una amenaza que podría terminar con la tradición argentina. Los equipos de Boca y River tienen una apretada agenda que pondría en tela de juicio la continuidad del torneo. Según la fuente de la Doble Amarilla los dos equipos tendrían un partido pendiente que se niegan a disputar.

La apretada agenda de los protagonistas

Por 42 años  el torneo de verano argentino se ha venido disputando, sin ningún incidente que logré terminar con la tradición futbolista del importante campeonato, pero este año puede que vaya ser la gran excepción debido a los dos grandes protagonistas, Boca y River.

Los multimillonarios equipos argentinos tienen pendientes hasta cuatro partidos seguidos que tienen que disputar dentro de lo programado por la Superliga. La prioridad de los equipos es disputar torneos más grandes, internacionales, como La Copa Libertadores.

La continuidad del torneo queda pendiente ha definirse el 25 de enero. River ya se ha pronunciado debido a los partidos que tienen pendientes y sus prioridades como equipo, mientras que el boca ha declarado que tendría que reprogramar su encuentro ante San Martín de Tucumán para poder cumplir con la programación del torneo argentino. Quedan a la expectativa tanto los de la organización como todos los fanáticos del buen fútbol que han seguido este  torneo por muchos años.

La importancia del superclásico

El año pasado, luego de muchos percances y retrasos se jugó el superclásico en el mes de diciembre; esa es una de las razones por las que miembros de la organización está evaluando si dentro de la programación del Torneo de Verano argentino 2019 se incluye una fecha en la que ambos partidos se enfrenten, sobre todo si es que se trata de una fecha dentro de la primera etapa del torneo.

Los antecedentes vividos ante un partido de tal magnitud pone en duda a Xeneize, quien argumenta que es demasiado pronto organizar un superclásico  sobre todo porque se necesita coincidir las agendas de los equipos, además de un plan de logística que pueda cubrir tanto la seguridad de los equipos como la de los asistentes.

La tensión vivida en las semanas que tardó llevarse acabo el superclásico en el 2018, desanima mucho a la organización pues consideran que ha sido uno de los baches más difíciles que han tenido que superar y en las condiciones en las que se encuentran este año puede complicarse aún más con la apretada agenda del River.

La presión de Torneos

Los organizadores deben de responder a  Torneos que es la empresa que se encarga de que se hagan realidad torneos como este y hace los contratos para que pueda trasmitirse en cadenas de televisión como Fox Sports.  Dentro de estos contratos Torneos  pacta grandes sumas de dinero por la transmisión de los partidos, por lo que si no se realizan los partidos dentro de lo programado significaría una gran perdida.

Torneos ya ha iniciado un proceso legal en contra de los equipos, debido a las grandes de sumas de dinero con as que se ve comprometido de no realizarse los partidos. El proceso legal sería una garantía de no realizarse el partido. Por su parte Fox Sports considera que no es rentable un torneo si es que no se incluye dentro de la programación un partido Boca contra River y de no transmitirse el torneo en televisión sería el fin del torneo.