La final de la Copa Libertadores está dando de qué hablar. El campeonato que reúne a los mejores equipos de Sudamérica para enfrentarse toda una temporada para encontrar el mejor equipo de la región. En está edición ya es una realidad de que Boca vs River se enfrentarán en una emocionante final.

Aunque el encuentro entre River y Boca atraería a miles de hinchas y podría ser el partido del años, esta final podría poner en aprietos a la organización pues se trataría de un superclásico pudiendo comprometer a la Confederación Sudamericana a modificar las fechas establecidas para disputarse el campeonato.

La fecha programada

La Copa Libertadores es uno de los campeonatos más importantes de futbol en el mundo pues reúne a los mejores equipos de fútbol dentro de la región sudamericana. Este año la Copa podría estar en aprietos de llegar a la final los eternos rivales de Boca y River.

El evento podría verse afectado si el 28 de noviembre llegan a la llave final los equipos Boca y River pues en la Capital Federal de estaría llevando a cabo la Cumbre del G20. El G20 es uno de los eventos más importantes que reúne a gobiernos de diferentes países por lo que reúne a personas poderosas o políticos muy importantes.

El evento programado para el miércoles 28 de noviembre podría verse en serios aprietos de llegar a la final un Superclásico. Esta fecha podría complicar la seguridad de la ciudad en la que se disputa la Copa Libertadores, pues el despliegue de seguridad estaría cubriendo el evento del G20.

El Superclásico en otras ocasiones ha puesto en aprietos a la seguridad de la ciudad por los hinchas que en su euforia por el partido pueden desencadenar actos violentos en la vía pública o simplemente generar desorden o un tráfico que sea imposible de desatar.

La organización hasta el momento

La organización de la Copa Libertadores se puede verse comprometida si es que ala final llegan los equipos de Boca y River. Hasta el momento la etapa final se llevaría de la siguiente manera: el partido de ida se disputaría a comienzos de noviembre, siendo el primer partido el miércoles 7 de noviembre, mientras que el de vuelta estaría programado para el 28 de noviembre.

El conflicto que se genera para al organización es la posibilidad de que a la final lleguen los equipos populares de River y Boca que al momento de encontrarse en un partido de fútbol es popularmente conocido como el superclásico, de llevarse a cabo el evento deportivo sería masivo además de generar desorden público por la cantidad masiva de hinchas que atraería.

Otro de los problemas que se le vienen encima para la organización de la Copa Libertadores es que en el mismo miércoles 28 de noviembre se estaría llevando la Cumbre del G20, evento que se realiza en la ciudad de Buenos Aires del viernes 30 al sábado 1 de diciembre. Para cubrir el evento y las actividades previas toda la seguridad estará en zonas estratégicas que no incluyen el evento de la Copa Libertadores.

¿Que otras opciones existen para los organizadores?

La organización de la Copa Libertadores podría tener un respiro si es que Palmeiras logra clasificar ala final (algoq que ya vimos no se dió), porque la vuelta se llevaría acabo en Brasil. En el caso de que el Xeneize sea el equipo en clasificar la vuela sería en el Monumental, de darse esta situación la Conmebol tendría opción a postergar la revancha una semana hasta el miércoles 5 de diciembre.

La organización espera que la llave juegue a su favor para que pueda desarrollarse el evento con normalidad.